Dabadá-badioú






















   
Hay cosas que existen y hay cosas que no. De las cosas que existen unas son particulares y forman lo múltiple. Otras son un todo y forman la unidad. Y otras son aquellas que existen por no poderse calcular.
Una mujer particular es parte de una gran multitud pero no puede mucho, si se asocia con otras mujeres para reivindicarse políticamente aparece el todo del concepto feminismo, que es uno y tiene más fuerza. Y cuando una mujer se esconde detrás de un hombre, a través del cual ejerce su poder público, estamos ante un poder que existe porque no se puede calcular.
El auto-empoderamiento de las mujeres que asumen el rol clásico de género femenino no es feminismo, se opone al feminismo. El feminismo reivindica a la mujer como sujeto público, que da la cara y es agente de su toma de decisiones y sus correspondientes acciones. Mientras que una mujer que se reivindica en la tradición cultural femenina organiza sus voluntades públicas escondida, desde  lo privado.
En lo privado no hay normas. Todo vale. La llamada intuición femenina no se resuelve en explicaciones posteriores que se atengan a la lógica. Los métodos para resolver los problemas se ocultan  y la solución aparece como por arte de magia. Incluso a muchas de estas super-mujeres les gusta decir con autocomplacencia que son ‘un poco brujas’. El sistema de organización de lo privado no funciona en lo público porque no es evaluable sino afectivamente,  ya que las emociones son su componente natural. Fuera del ámbito de las relaciones íntimas y familiares esos métodos intuitivos son una burla a la inteligencia.
No hay que confundir a una maruja con una bruja. Una maruja es una mujer que valora el mundo desde lo concreto de su hogar. Puede hacerlo por ignorancia de otra realidad pero con sabiduría. En cambio una bruja es aquella que aprovecha el sindios del secreto de lo privado para lo depravado, y cuando atufa al exterior el término feminazi adquiere todo su sentido.
Una feminazi es aquella mujer que a través de la satisfacción de necesidades básicas convierte a un ‘ser querido’ en alguien capaz de convertirse en cavernícola cada vez que ella se lo pida.10/10/12
.Licencia Creative Commons
banco de pensamiento por visi vidal gilsanz se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.pirolos.org.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.pirolos.org.